Vuelta al trabajo: lactancia


Nos toca incorporarnos de nuevo a la vida laboral tras dar a luz y llegan las dudas: ¿qué hago con el pecho? ¿tengo que destetar? ¿qué va a comer cuando yo no esté?

Ante todo, saber que no hay que destetar si no quieres, puedes seguir dándole el pecho el tiempo que estés con tu bebé, y es algo muy reconfortante para ambos ya que estaréis muchas horas separados y es una buena forma de reencontrados.
En principio, un bebé mayor de 4 meses puede empezar a probar otros alimentos, y tomar leche (de tu pecho) cuando llegues del trabajo. Una buena opción es darle pecho justo antes de irte, aunque esté dormido puedes tumbarte junto a él o cogerle suavemente y acercarle al pecho sin despertarle. Y durante el tiempo que tú no estés en casa la persona encargada de cuidar al bebé le irá ofreciendo otros alimentos (siguiendo las normas básicas de introducción de alimentos en bebés), siempre sin forzar, y viendo cómo va respondiendo el bebé.

En bebés menores de 4 meses o aquellos que todavía rechazan otros alimentos puedes dejarle leche que te hayas sacado el día o días anteriores. La leche de tu pecho puede tomarla con un vasito, con una cucharita o con un biberón. En última instancia si quieres, puedes también probar con leche de fórmula.
Lo más importante, y de esto tienes que aleccionar bien a la persona a cargo de tu bebé, es que nunca se fuerce a comer al niño. ¿Y si no come nada? No hay que preocuparse, hay bebés que simplemente esperan a sus mamás, es así. Lo importante es que haya una persona cariñosa y paciente cerca, que les ofrezca comida, leche, agua… y sobretodo muchos brazos, cariño y ternura. Los bebés acaban por regularse solos, y empezarán a comer tarde o temprano, mientras tanto te exprimirán cuando sí estés junto a él: seguramente habrá muchísima demanda de pecho, brazos y atención; día y noche.
Ánimo, la vuelta al trabajo es dura para ambos, pero lo superaréis.

 

EL PRIMER PASO HACIA UNA MATERNIDAD CONSCIENTE

Suscríbete y recibe GRATIS la guía para transformarte en la madre que quieres ser.

Deja un comentario