Sobre mi


CRISTINA RODRÍGUEZ, MATRONA

matrona onlineComencé mi formación como matrona en el año 2007. Los estudios de matrona en España van inevitablemente ligados al parto hospitalario, y a mi me tocó un hospital universitario bastante intervencionista.

No tardé en darme cuenta cómo los profesionales del parto, matronas y ginecólogos, podíamos estropear el parto de una mujer, robándole ese momento único en sus vidas al bebé y su madre. Me acerqué todo lo que pude al parto natural, cuando tenía la suerte de que me tocaba guardia con una matrona pro-parto natural disfrutaba y alucinaba con el poder de la mujer, observando la magia y la energía que se desprendía en cada parto.

Acabé mi formación decidida a cambiar las cosas: me iba a trabajar a un hospital pequeño donde seguro podría empoderar a las mujeres y permitirles parir, de verdad. Algunas veces lo conseguí, otras peleé y lloré de rabia, y me cansé. Decidí irme a un lugar donde sí respetasen a las mujeres y el momento del parto.

Comencé a acompañar partos en casa con otras matronas. Aprendí muchísimo, me empapé de cada mujer y cada bebé que tuve la suerte de acompañar. Y comprendí de verdad el poder del parto cuando di a luz a mis dos hijos, en casa, rodeada de amor y sintiendo esa energía mágica en mis propias carnes.

Trabajé en Escocia, Perú, Venezuela y España, donde sigo acompañando a mujeres que quieren un parto natural. Información, empatía, sostén, apoyo, positividad y calma. No entiendo el acompañamiento del embarazo, parto y maternidad de otra manera. Una vez que la mujer consigue todo eso, el respeto por sus decisiones es la mejor y más segura manera de acompañarla, porque cada mujer debe parir cómo y dónde más segura se sienta.

Aquí puedes leer más sobre mi experiencia y formación profesional.

 

<< En mi primer embarazo eché de menos un apoyo. Alguien a quien no tener que mentir o decir la verdad a medias por miedo a que me juzgaran. Conocí a Cris poco después del nacimiento de mi primera hija y cuando me quedé embarazada de mi segunda hija, lo tuve claro: sería mi matrona de referencia. Hoy, estoy de 35 semanas, tengo el parto a la vuelta de la esquina y una seguridad en mí misma y en mi cuerpo, que sólo puedo agradecerle a ella. Cris confía en ti,  se adentra en tus miedos y te hace ser más fuerte. Te cuida y te mima. Es todo amor y cariño. Da gusto encontrarse con gente que ama tanto su profesión como ella. Mil gracias, de corazón. >> NURIA HIDALGO 

 

 

Equilibrio y calma para los últimos días de tu embarazo

¿Quieres acceso al CURSO "ESPERANDO MI PARTO"?