No tengo tiempo


¡No tengo tiempo!

La falta de tiempo, esa es la razón de que no sepas inglés, de que tu casa esté desordenada, de que no cocines tan sano como te gustaría. No tienes tiempo para aprender nada nuevo, ni para leer, ni para cuidarte. Tampoco para hacer ejercicio, ¡si ni siquiera tienes tiempo para dormir!

Pues yo te digo que sí, que por supuesto que tienes tiempo, para todo lo que te propongas y para más, tienes exactamente el mismo tiempo que yo, el mismo tiempo que tu vecina y el mismo que tu madre. Tienes el mismo tiempo que antes de ser madre, exactamente las mismas 24 horas cada día.

Pero es que ahora tengo muchísimas más cosas que hacer, los niños dan mucho trabajo, y la casa, ni te cuento.

Lo que necesitas es tomar el control de tu tiempo, ni más ni menos.

MANEJA TU TIEMPO

Haz un ejercicio: coge una hoja en blanco y divídela en 7 días de la semana y en 24 horas cada día. Colorea en un color las 7 u 8 horas que deberías de estar durmiendo. Luego, colorea en otro color tu horario de trabajo si tienes que trabajar a unas horas concretas cada día. Otro color para las actividades “familiares” (las horas de comidas, de llevar/recoger del cole, de actividades extraescolares…). Fíjate cuánto espacio hay en blanco! Cuánto tiempo libre tienes!

¿No es tiempo libre? ¿Por qué? Porque tienes que cuidar a los niños, hacer la casa y la compra, y un montón de cosas más. Sé realista, ¿cuánto tiempo necesitas para organizar la casa cada día? ¿1 hora diaria? ¿2? Divídelas por tu esquema. Y aún te sobrará tiempo libre, ¿verdad? Sigue rellenando: bañar y acostar niños, hacer ejercicio, ver a tus amigas, ir al parque, ¿qué más?

Escribe TODO lo que de verdad desees hacer, todo eso que es importante para ti. Reserva un tiempo para jugar con los niños. Reserva un tiempo para hacer un poco de ejercicio. Cuando pienses que para eso no tienes tiempo, desecha esa idea de tu mente, ¡y hazlo durante 15 minutos! Todas tenemos esos 15 minutos, así que puedes hacer cualquier cosa que te propongas.

En 15 minutos puedes poner una lavadora, jugar Lego, hacer una rutina de ejercicio o aprender inglés. En menos de 15 minutos puedes guardar todo en el lavavajillas, hacer un ataque de cosquillas o maquillarte. ¿Qué era eso para lo que no tenías tiempo?

Enséñame tu esquema de tiempo, envíamelo en un email a entrebarrigas@gmail.com con el asunto “MI ESQUEMA DE TIEMPO”, estoy deseando ver cuánto tiempo libre tienes, estoy deseando que me cuentes que SÍ, tienes tiempo.

EL PRIMER PASO HACIA UNA MATERNIDAD CONSCIENTE

Suscríbete y recibe GRATIS la guía para transformarte en la madre que quieres ser.

Deja un comentario