En forma tras el parto: Hipopresivos, con Vero Castro


“Hipo qué??? “ Cuantas veces he oído esta pregunta a lo largo de mi carrera. Y con qué ilusión y con cada vez menos frecuencia tengo que contestarla. Afortunadamente ya suena más, se normaliza más y cada vez nos recomiendan más.
Sus beneficios son extensos y no sólo para mujeres. Aunque en este caso me voy a centrar en ELLAS, puesto que para nosotras es vital, funcional, amigo preventor y generoso recuperador. Está ampliamente documentado que para el post parto es nuestro mejor aliado. Y en ello me voy a centrar.
Antes del rollo me presento: mi nombre es Vero, Verónica Castro (la de la foto de abajo, con y sin cabeza 😉 ). He sido gimnasta profesional y olímpica y tras mi andadura deportiva decidí formarme académicamente para continuar mi andadura deportiva desde el otro lado J Soy entrenadora nacional y entrenadora personal ACSM, especialista en funcional y en gimnasia hipopresiva, de la que soy formadora oficial de la escuela internacional Low Pressure Fitness.

 

¿Qué son y cómo funcionan?

Los hipopresivos son ejercicios posturales y respiratorios cuya función principal es la tonificación del abdomen y el suelo pélvico y su particularidad es el descenso de la presión dentro del abdomen. Esto sonará a chino así que traduzco: estos ejercicios hacen que las fibras encargadas de sostener nuestro cuerpo hagan su función (SOSTENER), entre ellas y principalmente la espalda (importante para que no duela, esté sana y bien colocadita), el abdomen (para que pueda contener y gestionar la presión de ejercicios y acciones diarias) y el suelo pélvico (para que sostenga las vísceras y evite prolapsos, pérdidas de orina y disfunciones sexuales) Además todo esto se produce de manera involuntaria (SIN PENSAR), lo que es genial, ya que toda esto sucederá siempre que sea necesario.
Para hacernos una idea de la importancia que las presiones tienen en nuestro cuerpo, vamos a imaginar que la cavidad abdominal es como un globo. Un globo cuya parte de arriba es el diafragma, su parte de atrás la espalda, la de abajo el suelo pélvico y la de delante el abdomen. Ese globo puede deformarse, podemos aplastarlo por una de sus partes o por varias y al igual que un globo cualquier deformación en una de sus partes afecta a todas las demás. Pero nuestro cuerpo no es un globo (igual en todas sus partes), si no que la parte de arriba y de atrás (potente músculo y hueso) son estructuras infinitamente más resistentes que las otras, más finas y cuya composición es más débil. Por eso las peores patologías suelen darse ahí.
Otro factor fundamental es la respiración porque hacemos trabajar al diafragma, músculo director de la respiración y parte importante de la posición, que gracias a la apnea y facilitado por la postura que adoptamos al hacer el ejercicio, actúa como un auténtico desatascador, succionando los órganos internos hacia arriba, recolocándolos y evitando su caída.
Pensemos en un solo ejercicio que de una tacada consiga que tu suelo pélvico esté sano y sujete con firmeza los órganos que están dentro de la pelvis. Que consiga que el globo de nuestro cuerpo sea competente y soporte cualquier deformación a la que lo sometamos. Y que además consiga que nuestra espalda sostenga sin problemas ni dolores nuestra columna… Pues sabes qué??? Que existe y se llama HIPOPRESIVO.

 

¿Por qué debemos hacerlos y cómo?

Lo ideal si quieres ser madre es hacerlos antes de embarazarte para preparar al cuerpo para lo que viene (acordaros del globo), durante la gestación hay que parar, al menos de hacer la apnea, aunque podemos mantener la parte postural que nos ayudará a evitar los dolores de espalda. Y continuar después del parto para la recuperación completa.
Los beneficios se notan rápidamente, pero para ello debes hacerlos correctamente. Así que lo más importante y fundamental es que te enseñen bien. Debes dejarte guiar por un profesional cualificado ya que la técnica aunque no es complicada, tiene muchos matices que debes aprender y realizar perfectamente para alcanzar los objetivos y obtener todas sus bondades.
Como el movimiento se demuestra andando, os contaré de qué manera lo trabajo yo con mis clientas desde que llegan hasta que se recuperan por completo. En mi centro de Gijón: Wellness Core (calle Begoña 44, tercera planta), trabajamos de manera global desde la interdisciplinaridad.
Puedes empezar antes o después de dar a luz. Si empiezas antes y siempre que tu embarazo sea normal y tu médico no te diga lo contrario hacemos una entrevista inicial para conocer tu estado de partida físico y gustos para intentar adaptar la actividad lo más posible a tus preferencias. Las actividades que te propongo en Wellness Core son: yoga, fitness específico (aquí uso el programa creado por B-mom, una excelente escuela muy en la línea del trabajo hipopresivo y la salud, para mantener el buen estado de las estructuras durante el embarazo y facilitar los procesos naturales del parto) y espalda sana. Como veis todas ellas enfocadas a mantener un embarazo saludable y activo. Yo se que embarazo no es sinónimo de enfermedad ni fragilidad, pero también se que es una etapa para mimarse, cuidarse y disfrutar, que para volver a nuestros hábitos más cañeros habrá tiempo.
Una vez que das a luz y pasas la cuarentena debidamente seguida por tu médico y matrona tengo de nuevo o por primera vez entrevista personal con la mamá en la que en función de su caso particular le recomiendo un camino u otro.
Lo general, es que el primer paso sea ver a la fisio especializada en suelo pélvico (en mi caso la gran Natalia Loredo y su compañera, otra grande, Nuria Madueño, que además es matrona) ya que es FUNDAMENTAL que un especialista de la salud te vea antes de empezar cualquier programa de actividad física y valore el estado de tu suelo pélvico.
Una vez hecha la revisión y siempre que todo esté correcto se empieza con la práctica de hipopresivos, donde comienzo con una sesión personalizada para enseñar la correcta técnica y posteriormente pasar a un grupo reducido (yo trabajo con un máximo de 6 personas) para continuar con el trabajo.
Si todo va por su normal desarrollo y se es constante los resultados son visibles rápidamente. El abdomen mejora su tono, la secuelas en el suelo pélvico se recuperan totalmente (así como las pérdidas de orina si las hubiera) y la diástasis se corrige casi por completo en un plazo de entre 7 y 20 semanas (todo varía en función de las características de cada mamá).
Si empiezas a pronto y eres constante en pocos meses estarás a tope y lista para todo lo que te propongas!!
Si queréis más información real o testimonios, podéis leer este artículo que escribí hace un tiempo ya, con las cartas que amablemente me hicieron mis alumnos contando su experiencia: http://verocastropt.blogspot.com.es/2014/06/felicidades.html?m=1
Como habéis podido leer las ventajas son muchas y los beneficios innumerables. Pero como todo tiene pegas. En nuestro caso, el oportunismo. Y es con esto de las modas y las cosas que funcionan, muchos quieren subirse al carro del éxito, así que no dejes que cualquiera te ponga las manos encima. Busca un buen profesional y adelante!!!!
Como referencia os dejo la web www.hipopresivos.com donde podréis informaros de muchos aspectos técnicos y no tan técnicos, estudios, vídeos y toda una lista de profesionales certificados en la técnica. También y sin compromiso podéis hacerme llegar todas vuestras dudas directamente a mi, a través de este blog o a mi mail verocastro.wellnesscore.es
Espero haberos aclarado un poco las cosas respecto a esta maravillosa técnica.
Un placer compartir este espacio con vosotras. Sed felices y disfrutar, sobre todo DISFRUTAR de cada parte de este intenso camino que es la maternidad pero siendo mujeres no sólo madres y cuidando de nosotras siempre.

Deja un comentario