¿De verdad es importante tener un Parto Positivo?


Ya sabes lo que te aporta un Parto Positivo como experiencia en sí misma. Basándote en experienc
ias propias o de otras mujeres, y también apoyada en tu intuición, sientes que lo mejor para ti y tu bebé es un Parto Positivo (libre y respetado). Pero vamos a profundizar un poco: ¿por qué es importante realmente tener un Parto Positivo?
El Parto es un acontecimiento vital en la vida de cualquier mujer.  Si éste se desenvuelve de manera positiva estamos obteniendo una sensación de autocontrol y de apoyo social que reducirá el riesgo de padecer un síndrome de estrés postraumático. Aunque no lo creas los estudios señalan que afecta al 1,5%-6% de las puérperas, pudiendo presentar el trastorno incompleto hasta un 30% de las mujeres que dan a luz (fuente El Parto es Nuestro).
Revistas, televisión, internet, incluso libros, presentan el parto como un evento doloroso y horrible, creando el miedo y la ansiedad con los que muchísimas mujeres conviven durante el embarazo.
Son precisamente estos dos sentimientos, el miedo y la ansiedad, los que han demostrado aumentar las probabilidades de sufrir estrés postraumático, además de aumentar las tasas de cesáreas. Así es, aunque te parezca que no tiene nada que ver, si llegas al parto con miedo y ansiedad estadísticamente tendrás más probabilidad de acabar en cesárea! Y como ya sabes una cesárea conlleva riesgos asociados, entre ellos más tasas de depresión postparto y estrés postraumático…

Entonces vayamos a lo importante: ¿qué podemos hacer para acabar con el miedo y la ansiedad?

Una buena preparación para el parto y la certeza de conocer a otras mujeres que han parido de forma positiva hacen que el miedo disminuya y la confianza en tu capacidad de parir aumente significativamente (esto está estudiado científicamente y demostrado: N. Lowe 1991).
Explicado de manera sencilla: si crees que eres capaz de parir, hay más posibilidades de que lo consigas. Si tus expectativas en cuanto al parto son negativas, tienes más probabilidades de no encontrarte bien emocionalmente durante el postparto.
La información, escuchar o leer otras historias de parto positivas, saber qué pasa en tu cuerpo durante el parto y por qué, sentirse acompañada y apoyada, que respeten tus decisiones… todo esto provoca que, independientemente de cómo sea tu parto, lo vivas como una experiencia positiva. 
Dar a luz es un evento que cambiará tu vida: la atención que recibas durante el embarazo y el parto tiene el poder de influir en tu estado físico y emocional, a corto y largo plazo, y también en la salud de tu bebé. Rodearte de profesionales con los que tengas buena comunicación, que sientas su apoyo y respeto, te ayudará a parir  de forma positiva y con confianza.

¿Qué sucede en nuestro cuerpo cuando vivimos un Parto Positivo?

Cuando llegamos al parto sin miedo y con confianza segregamos naturalmente oxitocina: hormona del amor, la hormona que produce las contracciones de parto, la hormona que hace posible el vínculo con nuestro bebé y el éxito en la lactancia materna (y la misma hormona, por cierto, que segregamos las mujeres durante un orgasmo).
Sin embargo el miedo segrega adrenalina, hormona del estrés, que actúa contra la oxitocina y otras hormonas del parto.

¿Dónde puedo encontrar un Parto Positivo?

Sabrás que estás en el lugar adecuado si te sientes rodeada de profesionales que te apoyan, donde puedas acceder a información que se centre en experiencias positivas, donde encuentres que el conocimiento te da poder y te aleja del miedo.
No te conformes con algo con lo que no te sientes identificada, sólo sigue a aquellas personas con las que te sientes cómoda, con las que sabes que vas a estar bien, con las que te sientes segura.
*Texto inspirado por Possitive Birth Movement, movimiento del cuál formo parte como facilitadora del Parto Positivo. 

 
 
EL PRIMER PASO HACIA UNA MATERNIDAD CONSCIENTE

Suscríbete y recibe GRATIS la guía para transformarte en la madre que quieres ser.

Deja un comentario